Inicio Gobierno y Política Rosselló agradece acción del Congreso

Rosselló agradece acción del Congreso

La Cámara Federal aprobó la asignación de $35 billones para emergencias e incluye a Puerto Rico.

2190
Compartir

SAN JUAN  – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares reaccionó el jueves a la resolución legislativa aprobada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que permitirá al gobierno de Puerto Rico acceder a préstamos de la Agencia federal de Manejo de Emergencias  (FEMA) para evitar la insolvencia.

“La aprobación hoy en el Congreso de la medida inicial de ayuda a Puerto Rico representa una importante acción federal que le permitirá al Gobierno de Puerto Rico tener la liquidez necesaria para continuar operando, cumpliendo con el pago de nómina y pensiones, además de los servicios esenciales al Pueblo”.

“Agradezco, tanto a la Casa Blanca como al Congreso, por su rápida respuesta y acción conjunta, atendiendo nuestra solicitud”, sostuvo el gobernador, al tiempo que reconoció el trabajo realizado en equipo por la comisionada residente, Jenniffer González Colón y Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington (PRFAA, por sus siglas en inglés) y su equipo de trabajo.

La legislación aprobada asigna sobre $6 mil millones para las operaciones del Gobierno de Puerto Rico y representa la primera de varias medidas que estarán bajo la consideración del Congreso a solicitud de la Administración Rosselló Nevares, como consecuencia de la emergencia que se vive en la Isla tras el impacto del huracán María.

“Nuestro reclamo de trato igual para los ciudadanos americanos de Puerto Rico está siendo atendido en Washington y la aprobación de esta medida inicial así lo evidencia”, expresó el gobernador en declaraciones escritas.

La Cámara de Representantes federal aprobó en votación 353-69 el Proyecto de Asignaciones Suplementarias para Desastres, HR 2266, el cual asigna 35 mil millones para emergencias y beneficiaría a Puerto Rico en la etapa de recuperación, luego del paso de dos huracanes en menos de dos semanas.

“El Proyecto de Asignaciones Suplementarias que tenemos ante nosotros es uno enorme, sin embargo, es solamente el primer paso hacia esa meta. Los fondos asignados a este proyecto de ley son urgentemente necesarios para obtener recursos para las familias y comunidades americanas que todavía están sufriendo, lo cual nos permitirá continuar los esfuerzos de alivio inmediato y ayudar a iniciar el proceso de reconstrucción”, expuso la comisionada residente, Jenniffer González Colón.

La comisionada, quien agradeció las muestras de apoyo de sus compañeros en el Congreso, también llamó la atención de efectos secundarios de la catástrofe como la emigración masiva y sus consecuencias: “esta crisis humanitaria sin precedentes en nuestra propia nación ha dado comienzo a lo que probablemente se convertirá en un éxodo masivo de puertorriqueños a los distintos estados, poniendo en riesgo la recuperación a largo plazo de la isla”.

La medida suplementaria, añade fondos al presupuesto federal vigente y destina:

-$13.7 billones para reabastecer el fondo de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) la Casa Blanca había solicitado al Congreso la aprobación de $12.77 billones para FEMA, “en la Cámara añadimos por el Congreso en la pieza legislativa un billón de dólares más a esa partida”, indicó González Colón;

-$4.9 billones para préstamos a gobiernos de Puerto Rico e Islas Vírgenes bajo el Disaster Assistance Direct Loan Program, esto proveerá liquidez a ambos gobiernos caribeños hasta fines de este año;

-$1 billón para el programa de Emergency SNAP (Supplemental Nutrition Assistance Program), Puerto Rico no tiene acceso a este programa, pues tenemos nuestro propio programa del PAN, sin embargo, ante la emergencia de estos huracanes la administración accedió a que se nos permita  poder disfrutar del mismo. SNAP es un programa financiado con fondos federales para ayudar a persona de bajos ingresos adquirir alimentos saludables, es llamado la primera línea de defensa contra la hambruna en la nación y es considerado una herramienta para ayudar a prevenir inseguridad alimentaria al proveer fondos para la adquisición de alimentos. Estadísticas demuestran que el programa ayuda a las personas a levantarse de situaciones como el desempleo, además tiene un efecto multiplicador en la economía porque la pone a correr;

-autorización al Departamento de Defensa para que puedan mantener su nivel de apoyo hasta que sea necesario.

-y $16 billones para el seguro por inundaciones, entre otros fondos como  $500 millones para respuesta a los fuegos en California.

Comments

comments

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here